– Vivencias de un Reencuentro

Vivencias de un Reencuentro

.

El reencuentro de un amor pasado es algo especial que puede pasar en la vida de los seres humanos.

.

El encontrarse nuevamente con esa persona especial, que en su juventud llenó de alegría, gozo y felicidad tu corazón, ¡que increíble y difícil de imaginar¡ Transcurrieron muchos años de no volver a verse, cada uno separados y unidos por otras parejas. Cada uno vivió la vida formando familia, hijos y supuestamente un corazón lleno de amor. Pero siempre, en el corazón quedaba ese lugar especial para pensar en “esa persona”, linda, llena de alegría, cariñosa, regalona que compartió su vida por mucho tiempo. Ambos al separarse sufrieron mucho, – cada uno por su lado -, proyectándose y tomando decisiones para un futuro mejor. Decisión que terminó en penas, llantos, tristeza y quizás, ¿porque no?, arrepentimiento de decidir un nuevo rumbo a su vida: dinero, comodidad, viajes etc.

.

El, por su lado tratando de compartir su vida con diversas personas, que no llenaban el vacío que ella dejó, vivir, sufrir y soñar por ese amor grande, verdadero y eterno que nunca olvidó.

.

Ella, realizando sus proyectos y sus metas deseadas – buen trabajo, dinero, comodidades – Pero, siempre recordando ese amor, esa ausencia, y porque no decir…, aún amándolo. Ella llenaba su vida con cosas placenteras. La llegada de su hijo fue algo maravilloso, que le permitió vivir feliz, tranquila. Ella estaba dichosa de tener un hijo sano y darle todo ese amor de madre, que no se aprende y sólo se da con la fuerza del instinto para cuidarlos y protegerlos.

.

Ella, siempre recordando buenos momentos compartidos con él, fiestas de amigos, reuniones de colegio y esos detalles que hicieron de una relación de juventud, un amor eterno y que jamás se olvidó.

.

Pasaron muchos años, cada uno con su vida que habían elegido, él seguía con sus relaciones de parejas esporádicas, nada concreto, nada seguro. Ella amando a su hijo, su madre, su trabajo.

.

En la vida de ella llegó otro momento importante – el nacimiento de su hija, regalo de Dios y que ama por sobre todas las cosas del mundo, es decir su vida se colmó de dos hijos maravillosos y hermosos. Pero siempre estaba presente, el recuerdo de aquella persona que no sabía donde estaba, ni sabía que hacía.

.

Cierto día, ella continuando su vida con cosas que le agradaban y la hacían sentir plena de satisfacción, apareció él, tocando su hombro. Ese hombre que ella amó y que nunca lo olvidó a pesar de la distancia y el tiempo. Sus miradas se juntaron, sus corazones latieron más aprisa, y fue el reencuentro de ese amor dejado por la distancia. El y ella, comprendieron que aunque pasaron los años siempre estuvieron juntos, el sentimiento que siempre los unió y que ese gran amor nunca  se esfumó, seguía latiendo, seguía estando en las vidas de los dos. ¡Oh¡ que gran amor ha sido ese. Ni el tiempo, ni la distancia, ni las personas permitieron que ellos – cada uno en sus cosas – se olvidaran de aquél gran amor de juventud. Ahora El y Ella siguen juntos, compartiendo cosas hermosas, recuerdos, alegrías y sobretodo el amor que nunca se olvidó.

.

Ha pasado el tiempo, ellos están más viejos, pero nunca han podido olvidarse de ese amor que en algún momento de sus vidas los hizo sufrir y los hizo pensar que no habría nadie como él o como ella, que llenara sus vidas, sobretodo olvidarse cuando ella se marchó.

.

A través de los años, él y ella se pudieron dar cuenta que el tiempo no pasó por ellos, su amor seguía latiendo y seguían sintiendo lo mismo – claro sí – con mas años de experiencia y llevaderos en forma óptima pensando que la vida te regala y te quita cosas importantes, pero al final del camino te premia con lo que te mereces, como es el amor de él y ella que siempre perdurará.

One thought on “– Vivencias de un Reencuentro

  1. Rosa Vergara

    Me gusta esta historia ya que es como el amor de juventud que nos queda grabado para toda la vida, está escrito con sentimientos que a mi personalmente me llego.. pienso que debería estar en las finales.

Deja un comentario