– El País de Mis Sueños

El país de mis sueños

Por Cruz del Sur

.

Llegamos al país circular desde uno largo y mineral. De tan largo que es más bien parece una línea en el mapa. Llegamos por etapas, como en un largo tren. Guiaba la locomotora nuestro deseo de una vida mejor, de grandes cosas. Los pasillos estaban atiborrados de sueños y esperanzas y también de niños, muchos niños. Parece que venían todos los niños.

.

De las maletas caían los objetos más extraños; mecánicos, enfermeras, torneros, profesoras, albañiles. Parece que venían todos los oficios porque hasta un minero encontramos.

.

El viaje lo sabíamos largo y tal vez sin retorno, pero nos sentíamos exploradores o pioneros que se adentran en un mundo nuevo. No había miedo en nuestros corazones, solo tristeza de dejar atrás al país de las incertidumbres para irnos al país de las posibilidades.

.

Nos acompañaban en nuestra travesía el canto y el baile. Que inolvidables veladas. No pararon de hacer morisquetas todo el viaje. Trajimos también a la Pichanga. Con los dos primeros perpetuamos nuestra cultura y con la Pichanga no hemos parado de pelear. Han visto lo que una pelota puede hacer?

.

Nos despidieron en nuestra estación el país entero: A la distancia se distinguían las conocidas caras del siempre fresco mote con huesillos, el solemne bistec a lo pobre y los ojos del chispeante porotos granados. ¿Cómo podríamos olvidar a la silenciosa leche asada? Enfundada en su traje blanco, también fue a vernos partir. Ella es como la abuela de todos nosotros.

.

Por la ventanilla trasera vimos alejarse la cordillera y el puerto de Valparaíso. Nuestras ciudades se empequeñecían a lo lejos, lo mismo que la silueta de las vendedoras de dulces. La Isla de Pascua es un punto mágico en el Océano inmenso.

.

Ya llegamos, punta de rieles. Locomotora jadeante de tanto galopar. No importa. Ha sido una jornada larga y agotadora. Es el fin y el comienzo de todo. Que gran recepción. Tierra de inmigrantes. Con los brazos abiertos nos recibió un elegante Mister Fish and Chips. Nos dijo welcome. ¿Qué significa guelcom?. El idioma circular es diferente al lineal. Es como hablar al revés y de tan arrevesado que es, al final nos quedamos con las dos lenguas, aunque muchos solo con la mitad de cada una.

.

Ya no vemos la Cordillera majestuosa cubierta de nieve. Su lugar ha sido ocupado por una enorme roca, alta como un faro cual iglesia milenaria yace rodeada por un infinito mar de arena en el centro del país circular.

.

Las gentes del país circular son muy diferentes; Ordenados y puntuales, no entienden cómo son las cosas. Donde ven el acuerdo, nosotros el desacuerdo. De una organización hacemos dos y de dos tal vez muchas más. Ven que son diferentes?

.

Nos invitaron a quedarnos y dijeron que esta tierra era nuestra tierra, la tierra de nuestros hijos y también de nuestros nietos. Nos dieron carta de ciudadanía, que gran momento fue ese. Con los años nuestro equipaje se desperdigó con los vientos y fue llevado a todos los rincones. Hoy somos parte del tejido del país circular, somos una más de las naciones de la gran nación.

.

Han pasado los años. ¿Hace cuantos años que llegamos? Hace muchos, pero lo recuerdo como si fuera hoy. Pasajera incómoda, la nostalgia no debiera haber venido, pero se nos coló como convidada de piedra. Siempre inoportuna, aquí está sentada a nuestro lado con su bolsa de recuerdos y cachivaches que creíamos olvidados. Calla, muchacha calla, que no queremos recordar ya más. Quién es ese tal Pisco Sour! Molestas a los hijos y a los nietos con tus cosas! Que no entiendes que ahora somos circulares?

Deja un comentario