Gobierno busca reemplazar la mitad de funcionarios que se acojan a plan de retiro

Gobierno busca reemplazar la mitad de funcionarios que se acojan a plan de retiro

Uno de los desafíos que tiene la Dirección de Presupuestos (Dipres) para este año es sacar adelante el proyecto de incentivo al retiro de los funcionarios del sector público. Sin embargo, la tarea no ha sido fácil.

Si bien se esperaba que la iniciativa fuera ingresada al Congreso en marzo, ya que contaría con el apoyo de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef), el envío se ha retrasado, debido a que el gobierno está evaluando incluir un artículo que apunta a reemplazar un funcionario de cada dos que dejen la administración pública.

El gobierno y la Anef acordaron, en diciembre, la salida de 17 mil funcionarios en 10 años, lo que representa un 7,5% de los empleados de la administración pública (227.869). De incluirse la idea del Ejecutivo en el proyecto, sólo se reemplazarían  8.500 trabajadores (un 3,7%).

Desde el gobierno señalan que “es una opción que estamos analizando” y puntualizan que dicha medida  se ha incluido en proyectos  de años anteriores.

Subrayan que el plan de incentivo al retiro no puede significar mayores recursos fiscales y que, más aún, sería “ideal” que pudiese lograr un ahorro fiscal.

El presidente de la Anef, Raúl de la Puente, señaló que “efectivamente el gobierno nos comentó, a través del equipo negociador, la idea de reemplazar un funcionario por cada dos que se retiren, pero la decisión será tomada por el ministro de Hacienda (Rodrigo Valdés) y el director de Presupuestos  (Sergio Granados)”.

El dirigente, sin embargo,  dijo que de incluirse la idea de Hacienda, “sería una mala señal, que podría empañar una iniciativa que están esperando muchos funcionarios del sector público”.

Añadió que el gremio estará “alerta” al contenido de la iniciativa y descartó que en proyectos anteriores se hubiera incluido una reducción en el número de empleados públicos.

Otras opciones

La posibilidad de reemplazar un funcionario por cada dos que se retiren es una de las opciones que está barajando el Ejecutivo para lograr un ahorro fiscal, ya que también apuestan a que los funcionarios que ingresen a trabajar en la administración pública sean jóvenes con grados de remuneraciones inferiores.

Según datos de la Dipres, la edad promedio de los empleados del sector público en 2014 era de 42 años. Si bien la mayoría de los funcionarios estaban en el rango etario de 25 y 44 años (126.368), los funcionarios menores de 25 eran 8.237, mientras que los empleados entre 60 y más, alcanzaban los 20.863 (ver infografía).

Otra de las ideas que está en debate en el Ejecutivo apunta a que la Dipres resuelva “caso a caso” sobre la pertinencia o no de un reemplazo, tras el retiro de un funcionario. Sin embargo, la opción es compleja, debido a que el número de trabajadores que saldrá de la administración pública es muy alto, por lo que el gobierno se inclinaría a fijar algún tipo de medida estándar.

En el Ejecutivo también ven como una buena opción llenar los cupos a contrata de los trabajadores jubilados con el personal a honorarios, contribuyendo al compromiso adoptado por el gobierno en el protocolo que firmó el ministro de Hacienda con su par de Trabajo, en julio del año pasado. En el documento, ambas carteras comprometieron el traspaso de, a lo menos, 8.800 funcionarios de honorarios a contrata, entre 2015 y 2018.

Desde la Anef aseguran que el año pasado se traspasaron  a contrata 2.500 funcionarios y, para este año, se espera que la cifra sea de 4.500.

Sobre este punto, Raúl de la Puente adelanta que solicitarán una reunión con la Dipres para conocer la forma y la dependencia en la que se traspasarán los funcionarios de honorarios a contrata.

Fuente: La Tercera

Deja un comentario